Aquí te compartimos los distintos procedimientos que existen en la industria para cortar las placas de acero. Tú decide cuál te conviene más.

 

Corte con oxígeno u oxi-corte

 

Es un tipo de corte realizado con soplete. Éste es el procedimiento más antiguo, por eso se considera “simple” y los materiales utilizados son económicos. Se pueden cortar placas gruesas (por ejemplo 1,200 mm). Otra ventaja es que con oxi-corte es muy rápido cortar con ayuda de varios sopletes.

 

Corte con plasma

 

Es uno de los mejores cortes de placas de acero ya que es muy veloz pero, también, en este punto está su desventaja pues la calidad del filo cambia. La rapidez del proceso compensa el costo.

 

Corte con láser

 

No es un proceso rápido porque se trata de un proceso de quemado con calor extremo por medio de rayos láser. La principal ventaja es que el láser es un procedimiento muy exacto y por ende la calidad siempre será mucho mejor para trabajos de gran calidad.

 

Corte por chorro de agua

 

También un tipo de corte muy recomendable y el más preciso de todos pero su desventaja es el costo de producción ya que requiero una mayor inversión y equipos alta tecnología.

 

 

Fuente: esab.com.ar